Bailando

29 de noviembre, 2017 - Personal - Comentar -

Hace tiempo, justo antes de trasladar el estudio fotográfico a Huesca allá por abril..., hicimos casi la que fue la última sesión en el estudio de Ayerbe.  Siempre me han  llamado la atención las bailarinas, con sus tutús, sus maillots, esas zapatillas que les deben destrozar los pies.... Me parece una disciplina que exige tanto esfuerzo que estoy segura de que las bailarinas están hechas de otra pasta.....

 

Fue una sesión muy divertida, de esas de disfrutar... Como fotógrafo que soy me lo pasé genial haciendo fotos pero no podéis imaginar lo que disfruté viendo a Aitana posar y bailar. La verdad es que hicimos muchísimas fotos, muchas de ellas preciosas. Voy editando poquito a poquito por falta de tiempo, pero de vez en cuando me decico un ratito para hacerlo ya que a mi, editar, es algo que me gusta tanto como hacer las fotos.

 

En el mometo que vi Aitana posando para esta imagen en mi cabeza acudieron imágenes de mi infancia. imágenes de esas cajitas musicales en las que la bailarina giraba y giraba sin parar, tan perfecta, tan bonita... Me encantaba darle cuerda hasta que se volvía a parar....

 

Aitana se quedó sin cuerda, quieta, inmóvil.... pero solo unos segundos porque luego bailó como si su cuerda fuera infinita.

¡Aitana, no dejes nunca de girar!

 

Espero que os guste la foto. 

 

Mil besos!

sesion Aitana bailarina-059

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 1 =

Últimas entradas

Categorías